Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo

0
78

Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo

Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo. Y es que antes soñaba con ello. Pero ahora la criatura no quiere. Y fe de ello dan algunas imágenes que han trascendido. En la noticia curiosa de hoy, conozcamos la lucha de esta mujer. Ya no quiere ser gorda y le damos la enhorabuena.

Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo 

Patty Sanchez pasó años subiendo de peso gracias a su ex novio que gozaba viéndola comer. Actualmente, ha bajado cerca de 120 kilos luego de trabajar duro en sus entrenamientos junto a su nuevo novio 14 años menor que ella.

La madre que sufre de obesidad mórbida aspiraba a convertirse en la mujer más gorda del mundo, luego de estar por años con un sujeto que disfrutaba alimentarla a diario, y una vez terminado su romance, la mujer creyó que el amor ya era cosa del pasado para ella.

Curiosamente la vida la sorprendió, y conoció a Bryan Johnson, un sujeto de 38 años, que le brindó una nueva oportunidad para creer en el amor, por lo que decidió comenzar a bajar de peso.

Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo

La mujer llegó a pesar 323 kilos en su etapa más crítica, y ya ha logrado bajar 120. Con la ayuda de su novio y gracias a una serie de ejercicios diarios. “Bryan ha cambiado mi vida. Nunca sentí un amor como este. Él me mantiene en movimiento y activa. Antes era demasiado gorda para hacer cualquier cosa. Pero ahora recuperé el entusiasmo por tener mi vida de vuelta”. Indicó Patty al medio inglés The Mirror e informa La Patilla

Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo

“Mi ex hacía todo por mí. Llegué a un punto donde incluso me costaba caminar al baño y ahí me di cuenta que estaba acabando con mi vida. Mi vida necesitaba un cambio“, confesó.

Quizás te interesa  Añadir a una persona a un grupo de WhatsApp es ilegal

Ya no quiere ser la mujer más gorda del mundo

De eso han pasado ocho meses. Y a través de un sitio web conoció a Bryan: “Él me envió mensajes y fue muy dulce y caballero. Hicimos click de inmediato. A él le gustan las mujeres grandes y aprecia mis curvas, pero también fomenta una vida sana y me mantiene en movimiento“, relató.

Ambos se fueron a vivir juntos a pocos meses de intercambiar mensajes, y en apenas tres meses Patty perdió 18 kilos. “A Bryan le gustan las mujeres grandes y tenemos un montón de cosas en común. Estoy completamente enamorada de este hombre. Nunca sentí un amor así y creo que Bryan ha cambiado completamente mi vida“, agregó.

Deja un comentario