Renuncia al trabajo para amamantar al novio

La noticia de hoy es rara, si, también a nosotros se nos ha quedado esa cara de bisagra. Y quede claro desde aquí, que cada una es libre de realizar lo que le venga en gana. El titular de la noticia curiosa “Renuncia al trabajo para amamantar al novio” es tan descriptivo que solamente quedan algunos detallitos.

Ah, como ya saben y si lo olvidaron ya estamos nosotros para contárselo. Estas cosas siempre ocurren en los USA, donde parecen que viven los tipos más raros y curiosos del mundo ¿No creen? Por cierto ¿Usted está dispuesta a renunciar a su trabajo  por amamantar a su novio?

Renuncia al trabajo para amamantar al novio

El amor de madre es una cosa excepcional y para muchas mujeres el vínculo que se forma al momento de amamantar, es parte fundamental en sus vidas.

Sin embargo, hay un grupo de mujeres que pese a que no han tenido hijos, deciden establecer relaciones adultas de lactancia materna.

Eso fue lo que decidió Jennifer Mulford, una camarera de Atlanta, en estados Unidos. Que incluso decidió renunciar a su trabajo para poder amamantar a su novio, de 36 años, sin inconvenientes.

Jennifer se encontró con esta tendencia en internet. En una página web donde se detallaban las implicaciones de la “relación adulta de lactancia materna”.

Renuncia al trabajo para amamantar al novio
La joven pareja

Amamantar al novio

“Cuando leí acerca de la lactancia materna podría crear vínculo entre dos personas que estaba envidiosa. Siempre he disfrutado de mis pechos se tocaron durante la relación sexual. Más que nada por lo que sabía que iba a disfrutar de ella”, reproduce el diario The Sun.

Sin embargo, la mujer no tenía pareja en ese minuto, por lo que decidió buscar a un hombre que pensara como ella. Ahí es donde aparece Brad Leeson, un antiguo novio de la mujer.

Afortunadamente para Jennifer a Brad le gustó la idea. “Fue como una luz conmutada encendió en su cabeza. Me di cuenta por su voz que era curioso y excitado “. Debido a que Jennifer no había amamantado, no tenía leche. Razón por la que decidió dejar su trabajo  y dedicarse por completo a su novio.

Conclusión

Mire usted que dejamos de hacer planes vitales o a hacerlos de nuevo por nuestras parejas. Pero renunciar al trabajo para amamantar a su novio, es de premio. De un premio muy gordo. Ahora imaginen por u momento la situación. Rodeados de familia, les  cuenta usted que decide abandonar el trabajo para amamantar a su pareja. Nos imaginamos las caras. Pues así todo

Y ya saben, si les gusto el artículo compartan en las redes sociales con sus amigos, a nosotros nos haría mucha ilusión. Cuídense