Se inyectaba su propio semen para curar un dolor de espalda | Estamos locos

    Inyectarse semen para aliviar un dolor de espalda. Hay seres sorprendentes en sus acciones vitales. Y luego está el protagonista de nuestra noticia curiosa

    0
    58

    Se inyectaba su propio semen para curar un dolor de espalda

    Se inyectaba su propio semen para curar un dolor de espalda. Si, efectivamente, de locos. Imaginen la situación de ese hombre intentando explicar a los médicos que pasó inyectándose semen 18 meses, claro los médicos perplejos quedaron, como no podía ser de otra manera.

    Inyecciones con semen | La historia

    Los hechos sucedieron en Dublín, concretamente en su hospital. Ingresó en el hospital después de pasa inyectándose año y medio su semen. El protagonista de nuestra historia curiosa, joven de 33 años, creyó que estaba realizando una cura milagrosa en su cuerpo.

    Se inyectaba su propio semen para curar un dolor de espalda

    En la visita de nuestro protagonista, los médicos se percataron de una erupción roja e inflamada en el antebrazo. El brazo derecho lo tenía infectado por su hábito, que describieron los facultativos como peligroso.

    El tipo ideó esta cura al margen de cualquier consejo médico, explicaron los doctores que le atendieron. Manisfestó que hizo semanalmente y durante 18 meses con una aguja hipodérmica comprada en internet- eso es ser valiente- su inyección de semen.

    Ni que decir tiene que que las inyecciones de semen sólo provocaron filtraciones de semen en el tejido muscular.

    Se inyectaba su propio semen para curar un dolor de espalda
    El brazo de nuestra protagonista

    Información médico sobre el peligro de las inyecciones de semen

    “Se destacan los peligros de las [inyecciones] cuando son realizadas por personas no capacitadas, así como los riesgos vasculares y de tejidos blandos que rodean el intento de inyección de sustancias no destinadas para uso intravenoso. El caso también demuestra los riesgos involucrados con la experimentación médica antes de una investigación clínica extensa”.

    La única investigación, realizada en 1945, se descubrió que la inyección de semen humano en ratas hembra y conejos produce “resultados completamente negativos”.

    Quizás te interesa  Las mejores playas nudistas de España

    Ya ven, nunca es tarde para autolesionarse. Ya saben, si les pareció interesante nuestro artículo, compartan en redes sociales. Y sean felices.

    Deja un comentario