Qué es el sexo tántrico y cómo disfrutarlo

Te damos a conocer las principales posturas sexuales. ¿Sabes algo de la retroeyaculación? Te ponemos al día ¿Te atreves?

0
35

Qué es el sexo tántrico y cómo disfrutarlo

Son muchos los secretos que rodean al sexo tántrico. Se dice que puede traer horas de placer y que lleva a conexiones místicas entre quienes lo practican. Incrementa la complicidad y mejora las relaciones de pareja fuera del sexo. Por ello, muchas parejas sienten curiosidad por él y deciden aprender a practicarlo, como una forma de mejorar no sólo sus relaciones sexuales, sino su relación en general.

En este artículo hablaremos de qué es el sexo tántrico, qué es necesario para disfrutarlo y qué posturas son ideales para empezar.

¿Qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico no es más que la forma de mantener relaciones sexuales que se basan en el Tantra.

El Tantra tiene su origen en La India y la palabra significa “Secreto”. Se trata de un conjunto de rituales hindúes y budistas que tratan al sexo como una forma de focalizar la energía del Universo consiguiendo una mayor sensibilidad humana.

Por la forma en que se practica, el sexo tántrico da mucho placer, pero éste no es su finalidad principal. En este sentido, se acerca más a la meditación, ya que su objetivo es lograr autoconocimiento y comprensión del Universo.

¿Cómo disfrutar del sexo tántrico?

Hay una serie de principios clave en el sexo tántrico:

Contacto visual

En el sexo tradicional no es tan importante, pero en el Tantra, estar un rato en silencio, desnudos y acariciándoos mientras os miráis lleva a una conexión espiritual más profunda.

No hay sexo malo

En el Tantra se parte de la base del Ying-Yang, que dice que hay malo en lo bueno y bueno en lo malo. Por eso todo lo que se haga está bien.

Quizás te interesa  Vende su virginidad y se enamora del comprador

Retroeyaculación

El Tantra habla de poder controlar el orgasmo y de que la eyaculación es un derroche de energía. Así, existe la retroeyaculación, u orgasmo sin semen. Esto es muy tántrico porque hace que el encuentro sexual se pueda alargar y además el hombre ya no necesita recuperarse, pudiendo ser multiorgásmico.

Esta técnica requiere mucha práctica y constancia, ya que para dominarla, se tiene que llevar al hombre hasta el momento previo del orgasmo, pero sin llegar a él. Puede parecer complicado, pero una vez dominado, garantiza horas de placer.

Qué es el sexo tántrico

Posturas para el sexo tántrico

Hay infinidad de posturas de sexo tántrico, pero aquí te dejamos algunas de las fundamentales.

Yab-Yum

El hombre se sienta en la postura del loto y la mujer se sienta sobre él abrazando el cuerpo con sus piernas y llevando la parte activa de la relación sexual. Es perfecta para mirarse a los ojos y acariciarse.

Postura tántrica tradicional

Hace referencia a la vaca, animal sagrado hindú. Esto es porque la mujer tiene que apoyarse en una superficie con brazos y piernas, para que el hombre la penetre lentamente por detrás.

Postura de la Fusión

El hombre se sienta con las piernas extendidas sobre la cama y apoyándose en los brazos. La mujer se sienta sobre él para ser penetrada y se inclina hacia atrás apoyándose también en los brazos.

Al quedar frente a frente, esta postura es idónea para mantener el contacto visual continuamente. Además, como las manos están ocupadas porque se apoyan en ellas, no se pueden hacer caricias y se confía en los movimientos pélvicos para maximizar el placer.

¿Y tú?, ¿Te animas a probar el sexo tántrico?

Deja un comentario