Finge su secuestro para no hacer los deberes

    A veces creamos mentiras que nos salvan por un instante. Cuando se descubre la verdad, suelen ir a peor, como la del protagonista de nuestra historia

    0
    68
    Comparte en Redes Sociales
    •  
    • 23
    •  
    •  
    •  
    • 1
    •  
    •  
    • 1
    •  
      25
      Shares

    Finge su secuestro para no hacer los deberes

    Finge su secuestro para no hacer los deberes. Un artista. El problema es que lo pillaron. Miren que hemos mentido para no hacer un examen. Esa enfermedad que llega de golpe, ese dolor de cabeza, ese dolor de muelas.. Pero el protagonista de nuestra noticia curiosa es todo un artista y no se quedó corto a la hora de fingir. Conozcamos con más detalles el sucedido.

    Con las manos en la masa

    Nuestro protagonista, un niño de 10 años de la localidad china de Chongging decidió crear una historia, de esas que podrían formar parte de un buen guión cinematográfico para no hacer los deberes. Ni más ni menos fingir su propio secuestro. Comentó a las autoridades que un hombre y una mujer lo introdujeron en el interior de un coche cunado iba al colegio el día 17 de enero.

    Finge su secuestro para no hacer los deberes

    El chaval argumentó su huida de la siguiente forma. Al parecer mientras los delincuentes estaban hablando por teléfono móvil el aprovechó la situación para salir por patas y escapar. Algo que consiguió por su rapidez buena forma física.

    La policía veía el relato demasiado novelado y claro, con su experiencia no tardaron en atar cabos y el pájaro cantó y de qué forma. Confesó que había inventado todo por no hacer los deberes y temía represalias.

    Finge su secuestro para no hacer los deberes

    Al parecer la explicación de su supuesto secuestro está grabada en un vídeo policial que la misma policía no tardó en difundir y que en poco más de un día se convirtió en viral.

    Quizás te interesa  Algunos trucos que ayudarán a tu economía

    Conclusión

    Siempre y decimos siempre, es más fácil ir de frente que inventarse historias que pueden volverse en nuestra contra. Lo podemos hacer extensivo a cualquier orden de la vida. Y ya saben, si les pareció interesante el artículo compartan en redes sociales.

    Deja un comentario