Fabrican la primera máscara 3D para perros

0
2
Comparte en Redes Sociales
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  • 1
  •  
    4
    Shares

Fabrican la primera máscara 3D para perros

Hoy la noticia curiosa del día va de animales y tecnología. Y es algo maravillosa. No es más que la fabricación en 3D de una máscara para el cráneo facturado de un perro ¿Interesante, verdad? Llega la ciencia al mundo animal. Un éxito. Ahora conozcamos la noticia curiosa.

Fabrican la primera máscara 3D para perros

Una nueva máscara impresa en 3D ayudó a un cachorro en California a sanar después de que su cara fue gravemente herida en un ataque de otro perro.

El cachorro, un Staffordshire bull terrier de 4 meses de edad llamado Loca, llegó a la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de California Davis con fractura de pómulo y mandíbula, como resultado de una mordida de perro grave. Además, tenía una articulación temporomandibular dañada (o TMJ, que conecta la mandíbula con el cráneo) y pinchaduras en la cara y el cuello, según un comunicado de la Universidad.

Los doctores de Loca vieron su caso como una oportunidad de utilizar un nuevo enfoque para tratar fracturas faciales. Una máscara “exoesqueleto” impresa en 3D para perros. El trabajo en una máscara de este tipo, conocido como exoesqueleto Exo-K9, ya estaba en marcha en la universidad. Como parte de una colaboración entre el hospital veterinario y la U.C. Davis College of Engineering.

La máscara funciona como un yeso tradicional para los brazos o las piernas. Lo que significa que mantiene los huesos afectados en su lugar mientras sanan.

Fabrican la primera máscara 3D para perros

Los ingenieros utilizaron una exploración CT del cráneo de Loca para diseñar una máscara de ajuste personalizado. Que luego se imprimió con una impresora 3D. Loca fue el primer paciente en probar la máscara Exo-K9, dijo la universidad.

Quizás te interesa  Se bajan del avión porque los pilotos son mujeres

Después de 1 mes de usar la máscara, una tomografía computarizada mostró que se estaba formando nuevo hueso. A continuación, se le permitió a Loca comer una croqueta dura para ayudar a su nueva ATM a convertirse en una articulación funcional. De lo contrario, podría fusionarse con su cráneo, según la declaración. Otra tomografía computarizada realizada 3 meses después mostró que su curación con la articulación temporomandibular “progresaba muy bien” y que continúa recuperándose de sus lesiones.

Deja un comentario